El/la profesional egresado/a de la carrera de Enfermería está capacitado (a) para desempeñarse con éxito en los niveles de atención primaria, secundaria y terciaria en el ámbito nacional, regional e internacional, tanto en el sector público como en el privado y en el libre ejercicio de la profesión.

Los conocimientos científicos, tecnológicos adquiridos en su formación, sustentan las habilidades y actitudes propias de la especialidad para brindar cuidado integral, oportuno, eficiente y seguro. Con lo que satisface las necesidades básicas del ser humano sano, enfermo, aislado y agrupado. Este profesional es capaz de actuar como miembro del equipo multidisciplinario, con equidad, solidaridad, respeto a la diversidad, a la interculturalidad y conservación del medio ambiente, en la prevención, recuperación y rehabilitación de la salud.

En el marco de la administración, investigación y educación asume responsabilidades de liderazgo en los servicios de Enfermería, participa en la organización y gestión de los servicios de salud, así como en la docencia formal e informal basados en la investigación científica, epidemiológica, operativa y de desarrollo profesional.

Expresa con claridad y oportunidad las ideas conocimientos y sentimientos propios, a través de la palabra, adaptándose a las características de la situación.

Resuelve problemas de salud para conservación de la vida y evalúa estrategias de atención  al usuario sano o enfermo, a las familias y comunidades,  con conocimientos teórico práctico de enfermería,  sustentados en las ciencias biomédicas, psicosociales y administrativas, aplicando las normas vigentes de atención sanitaria con responsabilidad, valores éticos y humanos.

En el quehacer del profesional se pone en vigencia la normativa legal, los principios constitucionales que promulga la Constitución de la república, en el que están inmersos los derechos de ciudadanía del usuario y del profesional para el buen vivir.

Aprobado por el consejo de Facultad de Enfermería el 11 de enero 2012