En razón del marco jurídico constitucional, su formación está orientada en el desarrollo de habilidades y destrezas que centran al ser humano como eje de formación integral, por lo tanto aplicando el sentido de alteridad, su desempeño será ante la sociedad.

Fortalecimiento del currículo y acervos de conocimientos jurídicos con la transversalidad ética, para su aplicación en sus actos de ejercicio profesional.

Formación holística para la práctica de valores en el ejercicio de su profesión con responsabilidad, coherencia entre las aptitudes y actitudes.

Aplicación de la honestidad en todas las manifestaciones profesionales, pues su proceder se enmarca dentro de la carta der presentación de un profesional probo y competente, para desenvolverse en cualquier actividad o función que requieran de sus servicios profesionales, tanto en el ámbito público como privado.