La necesidad  que en la provincia de Manabí existan pocos profesionales en Odontología y sumado a la situación económica de algunos aspirantes que pretendían  llegar a obtener  un  título para el ejercicio profesional en una carrera de salud que ayudara a mitigar las diferentes patologías referentes a la cavidad bucal,  fue el motivo para que  algunos Manabitas realizaran reuniones cuyos objetivos se encaminaban a la búsqueda de opciones siendo la más cercana la extensión de Manta de la Universidad Vicente Rocafuerte de Guayaquil,  quien al frente de  su  administración estaba el doctor Medardo Mora Solórzano que con su alto espíritu educador acogió solicitudes de estudiantes quien luego de algunas gestiones ante el alma mater de esta Universidad se logró que abrieran la escuela de Odontología en  Manta; en su inicios no tenía espacio físico iniciando su proceso académico en un centro escolar para posteriormente asentarse en el campus de la extensión Universidad Laica Vicente Rocafuerte Manabí, ubicada en el cantón Manta  vía san mateo.  Así empezó este gran reto que con gran espíritu de estudios en salud ratificaron su cometido.

 

Posteriormente   la Facultad de Odontología de Manta fue fundada el 3 de abril de 1983 como escuela de Odontología, cuando nuestra Universidad era en ese entonces extensión de la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil, siendo su primer decano el doctor Vicente Molina Barcia y acompañándolo como fundadores los doctores Manuel Guerrero, José Salem Mendoza, Carolina Rivadeneira Rivas, Galo Vera y Raúl Espinel.

 

Las quimeras de una juventud manabita deseosa de superación, de contar con un centro de educación  superior propio y que colme las demandas de profesionales calificados fue la motivación para que se cristalice en nuestro terruño aquel 13 de noviembre de 1985 con la creación de la Universidad Laica “Eloy Alfaro” de Manabí, para posteriormente ser reconocida y elevarla  a la categoría de facultad ante el honorable Consejo Universitario de esta naciente universidad, el 5 de septiembre de 1986.

 

Desde esa fecha nuestra facultad ha ido ganando paulatinamente un alto prestigio que la ha elevado a posesionarse entre los centros de formación de odontólogos del Ecuador, a la vez  que ha sobrepasado las fronteras geográficas trascendiendo entre varios países de nuestra América Latina. Por tal motivo es grato manifestar que entre sus estudiantes, a más de los locales, han transitado por sus aulas alumnos de distintas lugares  de nuestra patria ecuatoriana y de países hermanos como son Colombia, Chile,  Brasil, Venezuela e Italia.

 

Motivo suficiente para que sus docentes se comprometan con la sociedad Manabita y latinoamericana para sostener una entidad formadora, investigativa y humanista enrumbando a sus alumnos comprometidos también en solucionar problemas de salud oral.